CAMEMBERT FRITO CON MERMELADA DE FRESA

Buenas noches a todo, os traigo un aperitivo que se puede sacar en cualquier momento, apto para cualquier ocasión y seguro que quedaréis de lujo y dejaréis a vuestros invitados asombrados. 

La receta es muy sencilla, se hace muy rápido y lo suyo es comérselo recién hecho calentito para poder disfrutar más de la receta, de ese bocado de pecado del queso casi a punto de derretirse con el punto dulce de la mermelada de fresa.

INGREDIENTES

  • 1 queso camembert.
  • Pan rallado.
  • Huevo.
  • Aceite para freír.
  • Mermelada de fresa.

PASOS

  1. Cortamos el queso a cuñitas, podemos cortar la cantidad que deseemos o el queso entero o medio queso, yo recomiendo hacerlo entero, si es que está tan bueno que realmente se come solo. 
  2. Primero lo pasamos por huevo, después por pan rallado, y para darle mejor consistencia y que quede mejor, volvemos a repetir la operación una vez más. 
  3. Con el aceite caliente para freír, tenemos que tener en cuenta que hay que echarle la suficiente cantidad para que cubra el queso rebozado por completo. 
  4. Cuando esté hecho, preparamos un plato con papel de cocina, para que empape el aceite sobrante una vez que lo saquemos de la sartén. 
  5. Servimos en un plato, y ponemos mermelada de fresa para ir mojando y poder disfrutar de esta gran combinación. 

Utilizando productos sin gluten es apto para celíacos e intolerantes al gluten. 

Comentarios