SOLOMILLO A LA PLANCHA



Hola amigos/as, espero que estéis pasando un buen fin de semana, esta mañana voy a dejar por aquí al algunas recetillas nuevas que he ido haciendo a lo largo de esta semana. 

Una receta que es bastante sencilla, tanto de elaboración a la hora de prepararla como a la hora de hacerla, es para dos personas, y tardamos unos 20 minutos.


INGREDIENTES QUE NECESITAMOS


  • 3 dientes de ajo. 
  • 6 filetes de solomillo, cortados a medallones. 
  • Perejil. 
  • Aceite de oliva. 
  • Sal.
  • Miel de caña Nuestra Señora Del Carmen de Frigiliana. 

PASOS PARA LA ELABORACIÓN


  1. Por un lado cortamos el solomillo a medallones sino nos lo hicieron a la carnicería, es importante el grosor del medallón, que no sea, ni demasiado gordo, ni demasiado fino, de un dedo de grosor aproximadamente está bien. 
  2. Ponemos una sartén con un poco de aceite de oliva a calentar, con el aceite caliente, añadimos los filetes de solomillo, con un poquito de sal.  
  3. Importante que sellemos bien la carne por ambos lados, una vez sellado podemos bajar el fuego un poco y lo dejamos unos minutos para que se haga por dentro, dependiendo de cuál sea el punto de la carne que nos guste lo dejamos más o menos tiempo. Hay que tener cuidado de no pasarse, que si no quedará como la suela de un zapato y al comer no será un bocado agradable porque nos costará demasiado masticar. 
  4. Por otro lado, en un mortero, añadimos los dientes de ajo picaditos, perejil y una cucharada sopera de aceite de oliva, y una pizaca de sal, lo aplastamos más, para que se mezcle todo.  Una vez preparado, que como veis es muy rápida, tenemos dos opciones, una lo podemos añadir encima del solomillo una vez que lo tengamos hecho, o bien lo ponemos en un bol y cada uno en la mesa se sirve. O por otro lado, si preferimos que el ajo no esté crudo, una vez que hemos sellado el solomillo lo podemos añadir mientras se termina de hacer por dentro y de esta manera le da tiempo a dorarse un poco el ajo.  
  5. Como consejo os recomiendo que le quitéis la parte central al ajo, es decir, el germen que se llama, que es lo que hace que se repita el ajo después. 
  6. Podéis acompañar el solomillo con lo que queráis desde patatas, alguna verdura, un poco de arroz, yo en este caso lo acompañé de berenjenas con un poco de miel de caña, como se puede ver en la fotografía. Soy una apasionada de la miel de caña, pero sin duda alguna la que más me gusta es la miel de caña de Nuestra Señora Del Carmen, es de Frigiliana, pero la podéis encontrar en cualquier gran superficie, y yo la compro en SuperSol. 

Hasta aquí la receta, espero que os guste mucho y que disfrutéis haciéndola tanto como yo. 

Un abrazo 😘. 

Comentarios