COCIDO

Buenas tardes amigos/as volvemos a un clásico de la cocina tradicional, una receta que nos permite hacer bastante y así podemos congelar para otro día. 

Os estoy hablando del cocido tradicional, de toda la vida. En estos días que está el tiempo regular por lo menos por aquí la verdad que apetece algo calentito para comer y eso hemos hecho hoy. 

Voy a contaros todos los ingredientes que he utilizado y los pasos a seguir, en total he tardado 1:15h en todo. 

INGREDIENTES 

  • 250 gramos de garbanzos. 
  • 4 patatas medianas. 
  • 3 zanahorias. 
  • 1 puerro. 
  • 1 Hueso blanco salado.
  • 1 trozo de tocino. 
  • 1/2 pollo. 
  • Agua. 

PASOS

  1. Lo primero, la noche de antes debemos poner en remojo los garbanzos en una fuente, los dejamos hasta el día siguiente que vayamos a cocinar. 
  2. En la olla exprés ponemos los garbanzos, los huesos, el tocino y el pollo (yo lo compro cortado en 4 trozos) y en esta ocasión, he dejado los dos muslos para otra ocasión, y el resto a la olla. 
  3. Cubrimos con agua, con cuidado de no pasarnos de la línea que pone máximo en la olla. 
  4. Dejamos que llegue a ebullición, y la grasa que va soltando, ayudándonos de un cucharon la empezamos a retirar.  
  5. Pasados unos minutos dejará de salir tanta cantidad y entonces ya añadimos las zanahorias peladas y las patatas peladas, yo las dejo enteras, después las podemos partir, así se deshacen menos. 
  6. Cerramos la olla, con cuidado de que esté bien cerrada y el aire solamente salga por la válvula. 
  7. Dejamos el fuego fuerte hasta que empiece la válvula a dar vueltas, momento en el que bajamos el fuego a la mitad, la válvula tiene que seguir dando vueltas, si deja de girar y no vuelve necesitamos volver a subir un poco la temperatura. Tiene que hacerlo lentamente, desde ese momento contamos 35 minutos. 
  8. Pasado ese tiempo, retiramos la olla del fuego y lo apagamos, dejamos 10 minutos que se salga el aire por sí solo y después procedemos a abrir, comprobamos que los garbanzos están hechos y que está bien de sabor y ya lo tenemos listo para servir. 

El primer día nos lo comemos así, al segundo día solemos echarle fideos y así es algo diferente y el resto para congelar. Si le echamos más cantidad de carne, podemos retirar una parte para hacer croquetas, a nosotros nos ha pillado el congelador muy a tope, sino claro que las hubiera hecho; pero no se me escapan para otra ocasión. 

Un abrazo 😘. 

Comentarios