TARTA DE TRES CHOCOLATES


¡Hola amig@s! Os traigo una receta muy dulce, y con mucho chocolate, ¿y a quién no le gusta el chocolate? Así que vamos allá, os cuento por aquí la receta de la tarta de tres chocolates. 
Para aquellas personas que sean celíacos o intolerantes al gluten, los pasos todo igual, sólo que con productos sin gluten, y queda también espectacular.

INGREDIENTES 

  • 1 Tubo de galletas de María. 
  • 120 gramos de mantequilla derretida. 
  • 150 gramos de tableta de chocolate blanco (milkybar).
  • 150 gramos de tableta de chocolate con leche (nestle). 
  • 150 gramos de tableta de chocolate negro (el chocolate negro para fundir del mercadona).
  • 3 sobres de cuajada. 
  • 750 ml de leche entera. 
  • 600 ml de nata líquida para cocinar. 
  • 80 gramos de azúcar. 

PASOS 

  1. Antes de empezar con los pasos, preparamos el molde que hayamos elegido, yo para no tener problemas a la hora de desmoldar la tarta y poder sacarla en un plato, le pongo papel vegetal en la base y ya cierro el molde; de esta manera nos será fácil después retirar la base y e ir retirando poco a poco el papel, mientras la colocamos en el plato que hayamos elegido. 
  2. Lo primero trituramos las galletas con la ayuda de una picadora o de la misma batidora, o en su defecto si tenemos un robot de cocina pues lo programamos ahí. 
  3. Añadimos la mantequilla fundida, que podemos derretirla en un cazo, o en el microondas durante unos 40- 50 segundos.  
  4. Mezclamos bien, hasta que quede una pasta y extendemos de manera homogénea por la superficie de nuestro molde. 
  5. Metemos en la nevera durante unos 15 minutos para que se endurezca la capa.  
  6. A continuación vamos preparando la primera capa de chocolate, yo empecé por el chocolate negro. 
  7. En un cazo ponemos la leche (dejamos un vasito sin echar, en el que vamos a disolver el sobre de cuajada) y la nata líquida. Cuando empiece a entrar en ebullición añadimos el chocolate removiendo para que se vaya deshaciendo, una vez que esté completamente derretido, añadimos el vaso de leche que dejamos antes apartado con la cuajada, subimos el fuego a fuerte y cuando vuelva a hervir, lo dejamos que espese un par de minutos y lo añadimos en nuestro molde, despacio y repartiendo bien la mezcla. 
  8. Dejamos reposar para que cuaje completamente (unos 10-15 minutos), movemos el molde para comprobarlo, sino se mueve está lista.  
  9. Podemos rallar con un tenedor antes de añadir la siguiente capa, para aseguranos que las capas quedan despegadas y no se mezclan.
  10. Procedemos a preparar la siguiente capa de chocolate con leche, para ello seguimos el mismo procedimiento, sólo que esta vez le añadimos 30 gramos de azúcar al principio (en el momento que echamos la leche y la nata en el cazo).
  11. Realizamos los mismos pasos en el punto 7,  y volcamos poco a poco en el molde, para evitar que se nos rompa la capa de abajo.
  12. Cuando esté cuajada la mezcla, preparamos la última capa de chocolate blanco, el mismo procedimiento una vez más, pero al principio junto con la leche y la nata añadimos 50 gramos de azúcar.  
  13. Una vez que tengamos todas las capas hechas y cuajadas metemos en la nevera. Yo la suelo dejar toda la noche. 
  14. Cuando la vayamos a servir la sacamos de la nevera, le quitamos el molde, la ponemos en un plato, decoramos a nuestro gusto, yo le eché bolas de tres chocolates por encima. 
Y tenemos un maravilloso postre para comer, que seguro que todos quedan encantados. 

Espero que disfrutéis mucho haciéndola y comiéndola por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario