ROSCÓN DE REYES SIN GLUTEN

¿A quién no le gusta comerse un Roscón de Reyes? Yo soy la loca de los roscones, el año pasado hice varios intentos hasta que conseguí que me saliera uno decente a la vista y al paladar. 
Os voy a contar como lo hice: 

Todos los productos de la receta son SIN GLUTEN. 

INGREDIENTES 

  • 180 gr de preparado panificable sin gluten. 
  • 40 gr de Maicena.
  • 65 gr de azúcar. 
  • 40 gr de mantequilla.
  • 1 huevo grande.
  • 2 cucharadas de zumo de naranja recién exprimida.
  • 60 ml de leche tibia. 
  • Ralladura de limón y naranja.
  • 1 cucharadita de aroma de azahar. 
  • 1 sobre de levadura de panadería. 
  • Para decorar necesitamos: 

  • 1 huevo. 
  • frutas escarchadas.
  • azúcar glas. 
  • almendras cortadas. 
  • 500 ml de nata. 
  • 6 cucharadas de azúcar para montar la nata.
  • Regalitos que queramos esconder. 

PASOS 

  1.  Lo primero que tenemos que hacer es preparar todos los ingredientes que vamos a necesitar para la receta, y pesarlos para tenerlos listos, para ir añadiendo. Es recomendable que el huevo y la mantequilla estén a temperatura ambiente, un rato de antes de hacer la receta, lo mejor es sacarlos de la nevera. 
  2. Yo recomiendo hacerlo con una amasadora o robot de cocina, aunque también se puede hacer mano, pero yo conseguí que me saliera usando un robot de cocina. En el mismo bol del robot añadimos el preparado panificable, la maicena, el sobre de levadura de panadería y la leche tibia, lo ponemos en funcionamiento a velocidad media. 
  3. Añadimos poco a poco el resto de ingredientes, el huevo, la mantequilla (previamente cortada en cuadritos pequeños). 
  4. Lo último que añadimos es el zumo de naranja, 1 cucharadita de aroma de azahar y la ralladura (un poco depende del gusto, yo eché un poquito de cada una).
  5. Amasamos todo bien durante 10 minutos, a una velocidad media alta. Retiramos el bol de la máquina y tapamos con un paño húmedo. 
  6. Pasados 30 minutos, volvemos a amasar toda la masa durante 10 minutos y volvemos a dejar reposar 30 minutos tapada con el paño.
  7. A continuación, extendemos la masa en una superficie, en la que hemos echado previamente un poco de harina y amasamos con las manos, para darle la forma de roscón. Yo aconsejo hacer una bola, y con el mismo dedo hacemos un agujero en el centro y vamos abriéndolo, hasta conseguir la forma deseada. Puede que la masa se pegue un poco en las manos, os ponéis un poco de harina en las manos y eso hará que se pegue menos. Una vez tengamos la forma deseada, lo ponemos en la misma bandeja del horno. 
  8. Con el HORNO APAGADO IMPORTANTE, dejamos reposar nuestro roscón durante una hora dentro del horno. 
  9.  Pasada la hora, sacamos del horno, y pasamos a decorar; mientras precalentamos el horno a 180º. Pintamos nuestro roscón con huevo batido, colocamos las frutas escarchadas en la forma deseada y le añadimos almendras cortadas. 
  10. Después utilizamos azúcar glas, en mi caso, usé un tamizador para ir espolvoreando el azúcar glas por encima y cuando sea de nuestro agrado lo metemos en el horno, previamente calentado (como comenté con anterioridad); durante 20 - 25 minutos depende del horno, lo vamos observando y cuando veamos que está hecho lo sacamos. 
  11. Dejamos que se enfríe para poder cortarlo por la mitad con la ayuda de un cuchillo, dejamos las dos rebanadas que se enfríen para poder añadirle nata montada. 
  12. Mientras se enfría podemos ir montando la nata, importante para que la nata monte, que el recipiente, la nata y la varilla estén bien frías. 
  13. Para este roscón utilicé medio litro de nata de marca Pascual, a la que le añadí 6 cucharadas de azúcar. 
  14. Es importante que la nata, esté bien montada para que no se nos desmorone el roscón. 
  15. Cuando las tapaderas estén frías, escodemos los regalos y a continuación con ayuda de una manga pastelera, rellenamos nuestro roscón, le ponemos la tapadera y ya lo tenemos listo.
Aguanta unos días sin ponerse duro, así que uno/a lo puede disfrutar sin problema.



Comentarios